Muchos de los indicativos y síntomas del uso y abuso de drogas y alcohol no son evidentes y pueden confundirse con otro tipo de manifestaciones de la conducta de los adolescentes. Antes que nada, es importante que no exageres tu reacción al notar algunos o todos los síntomas del uso de las drogas. Permanece alerta y consulta a un profesional si encuentras que tu hijo:

  • Tiende a estar solitario más de lo acostumbrado.
  • Ha cambiado sensiblemente su personalidad habitual y/o su estado de ánimo: ¿Es dado a abruptos cambios de humor? ¿Es ahora imprevisible su conducta? ¿Es agresivo?
  • Se está volviendo repentinamente indiferente, desubicado o difícilmente asume sus responsabilidades.
  • Ha disminuido su interés o rendimiento en la escuela, los deportes, sus actividades sociales o si hay ausentismo en la escuela.
  • Está perdiendo a sus amigos de siempre y ahora sale con adolescentes que beben o de apariencia estrafalaria.
  • Le es imposible decir en que gasta su dinero, o tiene ahora el hábito de robar.
  • Defiende el derecho a beber, argumentando que «todos» lo hacen, que es la «onda» ir a antros y videobares donde hay barra libre.
  • Se ha vuelto mentiroso o evita contestar cuando se le pregunta en donde ha estado.
  • Presenta síntomas físicos como: ojos rojos, tos, aumento o pérdida de apetito, insomnio o exceso de dormir, ansiedad. · Ha perdido interés en apariencia y aseo personal.
  • Hay señales obvias de uso de alcohol o drogas en su habitación, en la cochera, en el auto, en el estéreo, o en las bocinas. Por ejemplo, colillas raras, papelitos enrollados o doblados como pequeños sobres, bolsitas con restos de polvo blanco o con mal olor, pastillas o cápsulas extrañas, cucharitas, clips doblados, gotas para los ojos, etc.

Si has encontrado tres o más de estos indicativos, es tiempo de que recurras a un asesoramiento profesional. Sin embargo, recuerda que los cambios de conducta son propios de la adolescencia y algunas de las características señaladas no significan necesariamente que tu hijo tenga problemas de alcohol o drogas. En cualquier caso es mejor prevenir que lamentar.

¿Qué debo hacer al saber con certeza que mi hijo usa drogas?

  • Aceptar esta realidad no es fácil. Debes armarte de valor para enfrentarla y luchar JUNTO A TU HIJO PARA GANAR ESTA DURA BATALLA NUNCA DIGAS: ¿MI HIJO? ¡JAMÁS!
  • Negar la realidad no soluciona el problema.
  • Es posible que el dolor, la vergüenza y el sentimiento de culpa te invadan y, como mecanismo de defensa, prefieras ocultarte la realidad.
  • Debes tener en cuenta que si tu hijo usa drogas o alcohol no es el fin del mundo: muchas familias honorables han pasado por esto y lo han resuelto, fortaleciéndose y uniéndose más en el proceso.
  • Para empezar, habla con tu cónyuge y platícale lo que has descubierto. Ya que ambos acepten la existencia del problema, pidan asesoramiento y cambien su actitud. Si esperan que su hijo cambie, es necesario que ustedes como padres también lo hagan.

Enfrenten la droga con conocimiento

Es importante conocer los estragos físicos y psicológicos que produce la droga y el alcohol.

Consulten libros, asesorándose y hablen con el adolescente en forma objetiva, sin dramatizar, sermonear, pegar o regañar, ya que esto es contraproducente.

Transmítanle confianza y logren un acercamiento con él. Inmediatamente después, acudan a un profesional especializado en el abuso del alcohol y las drogas para que realice una evaluación sobre su estado físico y emotivo, estableciendo además el grado de su dependencia que tiene. Con esto determinará el mejor procedimiento a seguir para su recuperación.

 

Esta es una campaña de la Secretaría de Protección Social, Alcaldía Municipal de Tunja y la Fundación Social Antioquía

Leave a Reply

JUNTOS 

PODEMOS
HACERLO

LE BRINDAREMOS 
UNA ASESORIA PERSONALIZADA
SOLICITAR LLAMADA
Uno de nuestros asesores se pondra en contacto
close-link

Permitanos Asesorarle 

Contamos con un equipo de profesionales especializados en tratamiento de adicciones
Enviar solicitud
Le contactaremos lo más pronto posible

Plan Padrino

Conoce como apoyar el proceso de resocialización y restauración de Jovenes afectados por el flagelo de la Drogadicción
Ayudar